La ceguera de la izquierda ante la migración ilegal – #108

Minutas Republicanas

Minutas Republicanas

La migración ha vuelto a ser tema en nuestro país a causa del alza de ingresos clandestinos en el mes de septiembre. Los efectos de la irresponsable política migratoria de la presidenta Bachelet siguen afectando duramente a los sectores más pobres de nuestro país. Por esta razón, resulta inaceptable que la izquierda persevere en su error de no enfrentar la migración ilegal y proponga políticas que suponen un “efecto llamada”. En esta Minuta Republicana hablaremos sobre la ceguera de la izquierda en materia de migración ilegal y los efectos adversos que la irresponsabilidad y el buenismo progresistas provocan en el país.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

La izquierda y la migración

El triste legado de la presidenta Bachelet. Es imposible disociar la palabra inmigración ilegal sin el segundo Gobierno de la presidenta Bachelet. Durante este mandato hubo un crecimiento exponencial de la migración. La encuesta CASEN 2017 muestra que el porcentaje de la población nacida fuera de Chile pasó de un 1% el 2006 a un 4,4% en 2017.

Esta situación fue el fruto de un tratamiento negligente del problema migratorio por parte del gobierno de la presidenta Bachelet que permitió un crecimiento explosivo, sin control, sin planificación ni gestión.  Las consecuencias para muchos chilenos y extranjeros han sido dramáticas, presentándose, incluso, graves casos de tráfico de personas que todavía no han sido investigados. Por eso, valoramos las medidas que ha tomado el actual Gobierno en materia migratoria, destacando especialmente su intención de ordenar la migración y establecer limitaciones a la entrada indiscriminada de extranjeros al país, cosa que no existió en la anterior administración. Como bien señala Luis Larraín:

“Después del desastre migratorio que vivió nuestro país durante el gobierno de la Presidenta Bachelet y que llegó a un extremo el año 2016 cuando los extranjeros tomaron un 98% de los nuevos puestos de trabajo, uno habría esperado alguna autocrítica de los políticos de centroizquierda que apoyaron ese gobierno. Según los datos del INE y del Ministerio del Trabajo, el año 2014 un 21% de la creación de puestos de trabajo fue tomado por migrantes, pero creció hasta llegar al 98% por efecto de personas, principalmente provenientes de Haití, que ingresaron al país en calidad de turistas. Desde mediados del 2015 la fuerza laboral migrante se volcó a buscar empleos y en 2016 buena parte de ellos alcanzó empleos formales como señalábamos recién. Esto afectó especialmente a chilenos sin estudios superiores los años 2017 y 2018, que vieron caer los empleos en 158.350 personas y 76.760 personas respectivamente, mientras los extranjeros de ese mismo segmento aumentaban los empleos en 125.710 personas y 69.470 personas. La Dirección del Trabajo detectó además en ese período un número inédito de contratos de trabajo falsos.” 

Luis Larraín. “Arruinando la política migratoria”. Disponible en: https://ellibero.cl/opinion/luis-larrain-arruinando-la-politica-migratoria/

Esta situación fue el fruto de un tratamiento negligente del problema migratorio por parte del gobierno de la presidenta Bachelet que permitió un crecimiento explosivo, sin control, sin planificación ni gestión.  Las consecuencias para muchos chilenos y extranjeros han sido dramáticas, presentándose, incluso, graves casos de tráfico de personas que todavía no han sido investigados. Por eso, valoramos las medidas que ha tomado el actual Gobierno en materia migratoria, destacando especialmente su intención de ordenar la migración y establecer limitaciones a la entrada indiscriminada de extranjeros al país, cosa que no existió en la anterior administración.

Efectos de la migración ilegal

  1. Salarios y empleo De acuerdo a un estudio del Gobierno, las remuneraciones que reciben los extranjeros vienen en descenso desde 2016, lo que también impone un techo a los reajustes del resto de los trabajadores: «El efecto de “freno” en las alzas de salarios que estaría ocasionando la baja que registran las remuneraciones de los extranjeros contrasta con el hecho que, según el mismo estudio, las personas migrantes ocuparon la mayor parte de los nuevos puestos de trabajo. Al respecto, el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, comentó que más del 80% de los nuevos empleos creados en los últimos años son para extranjeros, según detalla el documento».
  2. Problema habitacional. «La inmigración ilegal que se produjo durante el gobierno anterior fue explosiva, hubo años en que más de 400.000 extranjeros, principalmente venezolanos y haitianos entraron al país como turistas, sin que nuestro país ejerciera ningún control sobre ellos. Esas personas fueron bien acogidas por nuestros sistemas públicos de educación y salud, pero en materia de vivienda no ocurrió lo mismo. El mercado laboral, en medio de una economía que se trancaba (el país crecía lo mismo que la población) tampoco fue capaz de ofrecer empleos a todos ellos. El estallido de violencia a partir del 18 de octubre y ahora la pandemia han venido a agravar esta situación».3
  3. La ocupación ilegal de sitios ha experimentado un alza inquietante en el último tiempo, especialmente en la Región Metropolitana, Valparaíso y La Araucanía. En efecto, desde octubre del año pasado ha habido un aumento del 45 por ciento en los hogares que viven en esta condición y habría en torno a 100 nuevas “tomas” de terrenos. Los alcaldes han alertado al respecto, denunciando que, si bien las condiciones de vulnerabilidad y hacinamiento llevan a muchas familias a optar por la ocupación de sitios eriazos, también se observa una suerte de negocio inmobiliario ilegal que, abusando de las necesidades de las personas, se aprovecharía de terrenos privados y fiscales.

    Las tomas han sido una práctica difícil de erradicar y en el último tiempo se han multiplicado no solo en los sectores suburbanos sino también a lo largo del territorio. Según el Ministerio de Bienes Nacionales, más de 14 mil ocupaciones se mantienen en terrenos fiscales, como aquellas que se han extendido en el borde costero de la zona norte. La autoridad ha emprendido un plan de normalización que incluye la venta como medio de regulación.

    En las ciudades, la reciente multiplicación de los campamentos —algunas estimaciones apuntan a alrededor de 800, que albergan a unos 50 mil hogares— obliga a potenciar la política de viviendas sociales. Pese a los esfuerzos por reducir el déficit habitacional —el que, según el presidente de la Cámara de la Construcción, sería de unas 700 mil casas—, el flujo migratorio y el encarecimiento de los terrenos urbanos debido al crecimiento de las ciudades y las mayores exigencias de los planos reguladores, parecen dificultar el acceso a una vivienda para muchas familias vulnerables, aumentando el hacinamiento. El impacto de la pandemia en materia de ingreso y empleo puede dificultar aún más la situación.

    El Mercurio. “Aumentan las tomas”. Disponible en: https://www.elmercurio.com/blogs/2020/10/01/82329/Aumentan-las-tomas.aspx

  4. Con todo, la izquierda insiste en el “efecto llamada”. Resulta increíble que, ante la evidencia del desastre que significó la irresponsabilidad del gobierno de la presidenta Bachelet en materia migratoria, desde la izquierda sigan insistiendo en el mismo camino. Ejemplo de la ceguera izquierdista fueron las indicaciones que los senadores Juan Luis Latorre (Frente Amplio e Isabel Allende (Partido Socialista) presentaron al proyecto de ley del gobierno:

    Sin embargo, algunas indicaciones presentadas por senadores de oposición se proponen arruinar el proyecto de gobierno. Una de las más dañinas es la de los senadores Juan Luis Latorre, del Frente Amplio, e Isabel Allende, del Partido Socialista. Ella autorizaría la entrada de personas a través de una visa para buscar trabajo, que podría solicitarse en el mismo puesto fronterizo y no solamente en los consulados. Esta visa, que ha sido motejada como Visa de Turismo Laboral, permitiría a estas personas quedarse a vivir en Chile sin tener un trabajo sino sólo expresando su intención de buscarlo. Es fácil suponer que esta liberalidad para ingresar al país, que otros países no le conceden a los chilenos, crearía una situación discriminatoria contra los trabajadores chilenos que es inaceptable, sobre todo en momentos tan complejos para nuestro mercado laboral después del estallido de octubre y de la pandemia.

    Otra indicación eliminaría la posibilidad de que Chile exija visas de turismo a nacionales de países que tienen un historial de bajo cumplimiento de las normas migratorias, que es una de las medidas administrativas que se han aplicado en esta administración, de acuerdo a lo que la ley permite, a ciudadanos de Haití.

    Una tercera indicación insensata daría a los extranjeros que residan en Chile de manera irregular un plazo para regularizar su situación migratoria de 90 días contados desde que se publique la ley. Vale decir esta norma sería una verdadera invitación a ingresar ahora de manera ilegal al país por nuestras extensas fronteras, de manera de beneficiarse de esta norma ya que esta regiría, incomprensiblemente, 90 días después de publicada la ley.

    Luis Larraín. “Arruinando la política migratoria”. Disponible en: https://ellibero.cl/opinion/luis-larrain-arruinando-la-politica-migratoria/ 

  5. Por fortuna, el Senado despachó a la cámara el proyecto de migración y extranjería rechazando la indicación que permitía la regularización de quienes hubieran ingresado al país hasta 90 días después de publicada la normativa. Frente a la migración debemos ser especialmente responsables y no quedarnos en el buenismo. Como bien señala la economista Renata García:

    Las indicaciones incorporadas por la oposición al proyecto de ley migratorio (crear la visa de turismo laboral, eliminar el ingreso irregular y poner freno a la expulsión de extranjeros que cometen delitos) revierten el objetivo de tener una migración ordenada y regular, somete al migrante a potenciales abusos, tratos poco dignos y no se hace cargo de la situación actual de posibles ingresos irregulares.

    Si bien hay que ser muy responsables cuando se trata de vidas humanas, también hay que serlo con nuestro propio país. La pandemia ha provocado una situación económica que impacta negativamente en el empleo. Las cifras macroeconómicas, ya deterioradas, no reflejan la pobreza real que existe en el país, pero esta sí emerge con fuerza.

    Es hora de tomar con mucha seriedad el tema de las migraciones. No hay que dar esperanzas ni soluciones parciales o, lo que es peor, no hacer nada. La inmigración debe ser, en esencia, el resultado de una política pública que emane de un consenso, ojalá transversal, pero sobre todo que haga posible que quienes lleguen a nuestro país se sientan acogidos y tengan la posibilidad real buscar un mejor futuro en nuestro país con las mejores condiciones posibles.

    Renata García. Política Migratoria Responsable. Disponible en: https://www.df.cl/noticias/opinion/cartas/politica-migratoria-responsable/2020-08-31/181119.html

  6. ¿Por qué la izquierda es tan ciega ante la migración ilegal? Este fenómeno no solo se manifiesta en la izquierda chilena. Se trata de un fenómeno que incluye a toda la izquierda mundial. El manejo irresponsable del fenómeno migratorio por parte de la izquierda es de origen ideológico como bien lo presenta el académico español Jorge Vilches:

    La primera razón es el internacionalismo, que es el mismo fenómeno de la globalización, el multiculturalismo, pero sin el control de los gobiernos. Los globalizadores pretenden la integración del inmigrante en las formas económicas y políticas propias del capitalismo democrático, pero los internacionalistas dicen que esto supone traer mano de obra barata para la reproducción del sistema de explotación.

    La solución, dicen, es aprovechar las políticas de integración para convertir al inmigrante en un elemento de cambio social: sus costumbres, formas sociales y creencias son buenas y mejores que las occidentales. Es más; merecen una protección oficial, alegan, porque sufrieron la opresión del capitalismo europeo, que los empobreció y obligó a emigrar. El conjunto cambia la sociedad existente.

    Por supuesto, esa integración internacionalista se hace fomentando otras maneras comerciales: la economía alternativa. De esta manera, aprovechan el impulso de la globalización para dirigir al inmigrante contra los dos pilares del sistema: los valores europeos democráticos y la economía de mercado.

    La superioridad moral de la izquierda juega un papel importante. Es un complejo que arrastran desde mediados del XIX, y que hoy, incluso, alguno reivindica sin vergüenza. El motivo es que creen que el  humanitarismo es propio de la izquierda, que heredó los valores cristianos de ayuda al prójimo, fraternidad y solidaridad. Esto, seguro que lo desconocen, procede de la Revolución Francesa y su religión política. Y hay que decirlo: hasta el papa León XIII, a finales del siglo XIX, asumió ese papel y lenguaje de la izquierda.

    Jorge Vilches. “El uso político de la inmigración y el populismo xenófobo”. Disponible en: https://disidentia.com/el-uso-politico-de-la-inmigracion-y-el-populismo-xenofobo/ 

Conclusión: por una política migratoria racional

Los Republicanos no estamos ajenos a los problemas humanitarios que llevan a millones de personas a abandonar sus países. Pero no olvidamos que la principal razón que los lleva a dejar su tierra es el deterioro institucional que sufren sus países y no debemos mantener el respeto por las normas si no queremos dejar de ser un país de entrada de inmigrantes para ser como Venezuela o Haití.

Creemos que es indispensable seguir aplicando la ley chilena con rigor y que toda modificación de nuestras normas migratorias se debe hacer de forma soberana; discutiéndose en el Congreso Nacional y teniendo como principal objetivo el bien común de nuestro país.

Toda cultura de bienvenida a los migrantes siempre debe ir de la mano de una cultura de respeto a la ley y el orden público. Todo extranjero tiene que cumplir las normas que regulan su permanencia en Chile y si quieren instalarse acá, son bienvenidos, pero cumpliendo la ley. La migración debe ser ordenada, sustentable y regulada, en este sentido, compartimos las cuatro razones esgrimidas por Libertad y Desarrollo en defensa de este tipo de migración:

1) Cómo el flujo de inmigrantes se recibe en el país, tanto desde el punto de vista de condiciones materiales (salud, educación, vivienda y empleo), como de su inserción cultural y convivencia con los ciudadanos nacionales. Se trata entonces de determinar qué tipo de regulación es adecuada para que el flujo migratorio sea absorbido cuantitativamente y así la inmersión de los inmigrantes sea fluida, no provoque rechazo en la población nacional, ni capacidades desbordadas.

2) Que, dado que la inmigración es un fenómeno de carácter dinámico y en evolución, una regulación mal diseñada crea incentivos que pueden alterar los flujos migratorios y generar situaciones como tráfico de migrantes manejados por mafias que terminan atentando gravemente contra sus propios derechos.

3) Que el respeto a los derechos de los inmigrantes y su homologación con los de los nacionales lleva indudablemente a presionar el gasto público y pone un límite al estado de bienestar que un país puede financiar. De acuerdo al informe financiero del proyecto de ley recientemente propuesto por el Ejecutivo, el mayor gasto en beneficios sociales para los migrantes sería del orden de los $ 141 mil millones al año, lo que considera solo el gasto en atención primaria de salud y en educación pública escolar. Esta es justamente una de las razones por las que la inmigración es tan importante hoy en la política interna de muchas naciones. Derechos sociales universales y un enfoque de derechos absolutos a la inmigración son incompatibles, como lo ha demostrado la crisis migratoria que vive Europa.

4) Los inmigrantes traen una serie de beneficios económicos al país. Ellos vienen a trabajar por lo que suelen tener una tasa de participación en la fuerza laboral mayor al promedio. En Chile, al menos hasta 2015 las cifras muestran que son más educados que los nacionales. Según la Encuesta Casen 2015, los extranjeros cuentan con un promedio de años de escolaridad de 12,5 mientras que los nacionales, con 11. Sus cifras de criminalidad son también menores que las de los nacionales, lo que resulta previsible por el riesgo de expulsión del país en el que incurren. Pese a ello, los datos indican que las cortes tienen un criterio pro-inmigrantes en sus fallos. De acuerdo a un informe del Observatorio Judicial, la Corte Suprema en los años 2016 y 2017 falló a favor de los inmigrantes en el 67,2% de los casos, declarando ilegal el respectivo decreto de expulsión.

Libertad y Desarrollo. “4 razones para apoyar una inmigración sustentable y regulada”. Disponible en: https://lyd.org/centro-de-prensa/noticias/2018/07/4-razones-para-apoyar-una-inmigracion-sustentable-y-regulada/

Referencias

1 Ministerio de Desarrollo Social. Encuesta CASEN Inmigrantes. Disponible en: http://observatorio.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/casen-multidimensional/casen/docs/Resultados_Inmigrantes_casen_2017.pdf

2 https://www.pauta.cl/economia/baja-salarial-de-inmigrantes-le-pone-techo-al-resto-de-los-trabajadores

3 Luis Larraín. “Hacinamiento, pandemia e inmigración”. Disponible en: https://lyd.org/opinion/2020/05/hacinamiento-pandemia-e-inmigracion/

 
Formación Republicana

Todo republicano tiene el deber de formarse al mayor nivel posible. Si le dedicaras 1 hora de estudio al día a este tema (leyendo una página cada 5 minutos) en 7 días podrías tener una muy buena formación en torno a este tema. Te recomendamos la lectura de los siguientes escritos:

Día 1

Jorge Vilches. “El uso político de la inmigración y el populismo xenófobo”. Disponible en: https://disidentia.com/el-uso-politico-de-la-inmigracion-y-el-populismo-xenofobo/

Día 2

Día 3

Luis Larraín. “Arruinando la política migratoria”. Disponible en: https://ellibero.cl/opinion/luis-larrain-arruinando-la-politica-migratoria/

Día 4

Día 5

Ideas Republicanas. Transparencia, probidad y confianza. Disponible en: https://ideasrepublicanas.cl/s/Minuta-Transparencia-Probidad-y-Confianza  

Día 6

Día 7

 

Sigue conectado

Más Publicaciones

The House of the Senate

Definiciones constitucionales: Régimen de Gobierno – #112

Una de las lecciones que podemos sacar del pasado, es que ante los más brutales atropellos del Estado, la posterior reivindicación de la dignidad del ser humano siempre pasa por reconocer derechos y libertades básicas inherentes de su especial dignidad. Este es el ejemplo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, documento vital hasta el día de hoy de la defensa de los derechos de las personas «redactado con el recuerdo de los hombres de las dos guerras mundiales todavía fresco en la memoria».

Ley Mordaza – #111

Una de las lecciones que podemos sacar del pasado, es que ante los más brutales atropellos del Estado, la posterior reivindicación de la dignidad del ser humano siempre pasa por reconocer derechos y libertades básicas inherentes de su especial dignidad. Este es el ejemplo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, documento vital hasta el día de hoy de la defensa de los derechos de las personas «redactado con el recuerdo de los hombres de las dos guerras mundiales todavía fresco en la memoria».

Después del Plebiscito – #110

El contundente triunfo de la opción “Apruebo” inicia un proceso constitucional que, a pesar del amplio respaldo recibido en el Plebiscito Nacional, no deja de estar exento de riesgos que terminen por exacerbar ánimos refundacionales que acaben por afectar nuestras libertades más preciadas. En esta Minuta Republicana hablaremos sobre el alcance del resultado del Plebiscito Nacional, del futuro de quienes votamos “Rechazo” y sobre el gran desafío del 11 de abril de 2021, día en que se elegirán los miembros de la Convención Constitucional.