Una Elección Crucial – Álvaro Pezoa

El lunes próximo se habrá despejado la gran incógnita. Se sabrá el resultado del cuádruple evento electoral que tendrá efecto este fin de semana. Habrán terminado todas las especulaciones y llegado el momento de acatar los mensajes de las urnas. Los recuentos hablarán por sí mismos, sin desmedro de las interpretaciones que esgrimirán las candidaturas involucradas. Se conocerá el grado de acierto asociado a realizar el acto eleccionario en dos días, por primera vez en la historia patria. También cuánto habrá incidido la pandemia en la afluencia de votantes y el peso específico que la ciudadanía dará a cada sector político en pugna. Pero, sobre todo se estarán aquilatando las consecuencias más importantes de los comicios. ¿Cuáles son ellas?

La primera y más relevante: cómo quedarán conformadas las fuerzas que concurrirán al establecimiento de una nueva Constitución. En particular, si la centroderecha alcanzará el tercio de los constituyentes que le permita resguardar principios e instituciones que considera imprescindible mantener en la Carta Magna o, en cambio, tendrá que resignarse a una redacción más o menos disruptiva de la misma. Esta será con seguridad la arista crucial de estas elecciones, que determinará en buena medida el derrotero político institucional del país por varias décadas y, con alta probabilidad, su desenvolvimiento económico. La segunda, será la inédita decisión sobre quienes estarán llamados a ocupar los cargos de gobernadores regionales, dando puntapié inicial a una nueva figura en el entramado político nacional, sobre la que persiste hasta hoy un manto de dudas. Uno de sus impactos inmediatos será el grado de cercanía o distancia que los ungidos tendrán con el Gobierno central, hecho que puede ayudar o dificultar el tránsito de este último hacia el fin de su mandato, al tiempo que dar alguna señal sobre cómo puede “venir la mano” para el conjunto de comicios de noviembre. La tercera, estará configurada por la determinación de los gobiernos comunales y sus concejos. Como se sabe, ella suele presagiar qué conglomerado político se apresta a vencer en las siguientes contiendas parlamentaria y presidencial. Finalmente, Para Unidad Constituyente y Chile Vamos, continuidad de las dos coaliciones que han dirigido los destinos patrios en los últimos treinta años, este suceso posee particular valor: ¿serán eclipsadas por otros grupos?

En síntesis, el sábado y el domingo se adoptarán decisiones de la mayor significación para la nación, algunas de ellas de enorme trascendencia e impacto de largo alcance. Más todavía, considerando los convulsos tiempos que se viven y los vientos de revuelta populista de izquierda que corren. Como se aprecia, existen poderosas razones para que el lector desafíe las dificultades previsibles y se movilice a manifestar su voluntad.

Apóyanos compartiendo este contenido

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest

Dejar comentario